NO ME QUIERO CASAR

¿Ayuda escribir a combatir el calor? Pues no. Pero es de bien nacidos ser agradecidos y en vista del renovado interés de algunos lectores díscolos bien vale la pena el esfuerzo, bienvenidos de nuevo aún sabiendo que nunca me habíais abandonado del todo.

Ahora al lío. ¡Regocijaos todos! ¡Nos vamos de boda! Vamos a ponernos guapos mientras dejamos temblando las cuentas del banco, dejándonos sueldo y medio en ropa que no nos volveremos a poner y reactivando de paso la economía. El amor está de moda y como los momentos mastercard no tiene precio y oye, si hay que tirar la casa por la ventana se tira, que estos dos son de los buenos y no tiene pinta de que nos vayan a hacer pasar por esto de nuevo.

Y es que tras pensarlo un rato no se me ocurren dos candidatos más ideales para el si quiero. No tenían pinta, ni ganas, pero todo fue proponérselo y tirar para adelante, normal por otra parte. Pareja de hecho y profundamente enamorados el uno del otro desde los quince años, eficacia demostrada en lo bueno y en lo malo, respeto mutuo más allá del cariño, amigos en común y comunes gustos y aficiones, afinidad en el test de la Cosmo… 110% y tirando bajo. Verlos crecer, divertirse y madurar juntos estos años ha sido para mí un placer, un honor y un privilegio, verles ahora el día de su boda sabiendo que no se les puede desear nada mejor a ninguno de los dos es algo precioso, intenso.

Pero sin mierda ególatra y narcisista este blog no sería mío, así que dejémonos de cosas bonitas y centrémonos en lo de siempre. Porque si la envidia fuese tiña a mi me llamarían Juanito sin piel o Juanito dentro afuera, o al menos eso pensaba al principio. Porque aquella llamada imprevista, aquel “tío vas a flipar, ¿estás sentado? ¡me caso!” cayó al principio, al margen de la sorpresa, cómo un golpe de adrenalina, un subidón y un riego de endorfinas. Hostia tú, que este se casa, y a los cinco minutos bajonazo existencial.

Porque ahora este se casa, el otro se va a trabajar a no se dónde, o a hacer un master a no se cuantos, a aprender chino a China o bable a Canadá, fulanito está embarazado y contento, menganito ha comprado tal bar, a la vecinita de al lado le ha salido un curro en Baleares y tú, mientras, sigues con la sensación de seguir atascado y en lo de siempre, matándote a currar y más sólo que la luna lunera. Y la sensación cómo de quedarse rezagado en algún tipo de carrera te invade, haciéndote sentir estúpido y culpable, ahora bien, todo es cuestión de buscar un poco más y no me refiero a excusas.

Me hago mayor, y a cada día que transcurre formando un poco más mi identidad crezco cada vez un poco más intratable. Celoso de mi espacio y de mi tiempo, cada vez más limitados, me dedico principalmente a trabajar, escribir, entrenar y a ver las series que yo elija en el momento que yo elija.

Sobre el trabajo poco o nada que decir de momento, trabajo es trabajo y cuando se trata de trabajos con “s” el esfuerzo y el tiempo se duplican, no el crecimiento personal. De momento poquísimo tiempo libre invertido casi por completo en la segunda ocupación. Un lujo vamos.

Escribir poco, menos de la mitad de lo que debería. Finiquito la parte de sistema de libre acceso la semana entrante, espero que la disfrutéis y que me empecéis a regalar vuestras primeras notas y comentarios. Espero no atascarme con la segunda parte al dejar de publicar los avances cómo ya me ocurrió la última vez. Sobre Turnedo, lo de la portada se está alargando, lo sé, pero las cosas de palacio van despacio y no conviene presionar a los artistas, son almas atormentadas que tienen sus propios tiempos. En un par de semanas espero tenerla en Amazon, si hago cualquier tipo de presentación antes os avisaré por aquí. Las críticas son muy favorables, de momento todas, y no me meteré en correcciones de última hora salvo que consiga la opinión de algún crítico de lujo, pero no habiendo manera hasta la fecha voy perdiendo la fe.

Lo de entrenar en fin, en verano poco y mal, mucha goma, mucho hombro y muy poca cosa en general. Un descanso a mis carnes cada vez menos firmes, pero entre otras estoy considerando ponerme bestia a lo bestia, diseñándome un programa de ocho meses, con dieta de engorde bovina, atiborrarme de proteínas, creatina y aminoácidos. Todo fuerza y volumen, subiendo los cinco kilos que me separan del jabalí que se que llevo dentro. Tendré que olvidarme de los abdominales y ver cómo se me desarrolla un bandullo de espanto, véase una preñez perenne masculina, pero estoy bien dispuesto a ello.

De las series ya hablé, y de lo social lo de siempre. Cada vez más directo y más brusco, desechando a todo el que me toca las pelotas y cada vez más desencantado con el género femenino, quiero decir, no, me encantan, pero el caso es que hace tres años que no encuentro a una chica que me haga considerar aquello de casarme como una buena idea. Cuestión esta que no me hace sentirme precisamente bien. Rememorando de nuevo mi colección de estupideces y cagadas de los últimos años.

Entiendo que tiene que haber una serie de palabras, nuevas o ya usadas, que en un orden determinado consigan que finalmente me explique con claridad, pero no termino de dar con ellas. Por mi parte creo que dos años después ya voy aprendiendo una lección muy dura y cruda.

De vuelta a lo de casarse. Ni de coña, no tengo ni tiempo ni ganas ni con quién, así que la sensación deprimente no puede venir en ningún caso de la envidia, no, de ninguna manera. Tal vez me retrotraiga a mis momentos mas oscuros, hace un par de inviernos, obsesionado con el gimnasio y con el full, conocido y tratado por nombre de combate cómo Dieguito “mala vida” (fruto de una bravata del estilo “a ti voy a darte yo mala vida” o similar) y roto o casi moral y anímicamente, enfermo terminal de mal de amores, sin trabajo y con nada mejor que hacer. No, definitivamente no puede ser la sensación de estar estancado. Va a terminar siendo envidia sana y la pregunta de siempre, ¿qué hubiese sido de mi si las cosas me hubiesen ido bien? Aunque espero que sea para mejor, estoy muchísimo más hecho ahora de lo que lo estaba entonces. ¡Viva los novios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s